sábado, 30 de junio de 2018

Kusuriya no Hitorigoto 22.

Buenos días a todos.

Hoy marca el final de un mes, y también es sábado, así que aquí tenéis Kusuriya. Seguimos con la Fiesta del Jardín y sus consecuencias.

22.- Tras los festejos.




"Estabas, bueno, muy enérgica para ser una catadora de veneno".

Terminó de enjuagarse la boca y estaba en medio de la zonificación (no estoy seguro de a qué se refiere) cuando apareció el eunuco relajado, que tenía la tendencia a aparecer en momentos inesperados.

A menudo se lo encuentra en lugares muy alejados del banquete.

"¿Cómo estás, Jishin-sama?"

Iba a contestar con su habitual rostro inexpresivo, pero estaba lánguida por los persistentes efectos del veneno.

Fue un poco irritante responder con una sonrisa.

"Más bien, ¿no eres tu la que parece agradable?"

De repente, la agarró del brazo.

"¿Qué estás haciendo?"

"Obviamente te llevo al consultorio médico. Te volverá una fuente de burlas por estar tan animada después de ingerir veneno".

De hecho, ella estaba muy enérgica.

Se preguntó cómo sería si se lo tragara sin escupirlo.

En este momento, su cuerpo debería estar insensible.

(No debería haberlo escupido)

Debería haber al menos terminado la sopa restante.

Miró a Jishin inquisitivamente.

"Eres una idiota."

"Por favor, prefiero el termino ‘ambiciosa’".

Bueno, normalmente, ella prefería que no la llamaran así.

De alguna manera, Jishin, que por lo general era inútilmente brillante, tenía un aire diferente sobre él en este momento.

Aunque hay un nuevo kanzashi en su cabeza, la ropa que usaba era el mismo atuendo de primera clase de antes.

No, su cuello estaba un poco desaliñado. ¿Fue por eso? De hecho, así que fue por eso. Grosero.

Su voz de néctar era algo tenue y su sonrisa dulce tampoco estaba allí.

(¿Él puede ajustar su brillo?)

¿O era que estaba agotado después de una aventura amorosa?

Vamos a quedarnos con eso.

Qué asunto verdaderamente vigoroso.

(De esta manera todavía está bien.)

Aunque es cierto que es hermoso, no parecía un hombre joven apropiadamente de su edad. No, más bien parecía varias veces más joven.

Dejando de lado el hecho de si el la escuchará o no.

"Realmente eres alguien que ingiere veneno por el gusto de hacerlo. Debido a cómo te fuiste tan vigorosamente, alguien pensó que mentías y lo probó".

"Ese tonto, ¿quién fué?"

El veneno usado fue veneno de fugu.

Los efectos del veneno no se mostrarán si ella espera un momento después de comer.

"El ministro del gabinete se ha quedado insensible. Hay una gran conmoción allá".

Sin dudas, con esto, el futuro de este país también está en peligro.

"Como ya estamos así, estarán bien si les permites que usen esto".

Rebuscó en su pecho y sacó un bolso. Era una droga que inducía al vómito que había guardado en el relleno falso de sus senos.

"Lo hice para que vomites hasta el punto de voltear tu estómago".

"Oye, ¿eso no lo convertirá en un veneno entonces?"

Jishin dijo en un tono asombrado.

"También hay un funcionario médico aquí. No hay ningún problema en dejárselo a el".

Maomao detuvo sus pasos, de repente recordando.

"¿Qué pasa?"

"Tengo algo que preguntarte. Hay alguien a quien quiero que llames ante nosotros".

"¿A quién podría ser?"

Él frunció el ceño, con la cabeza inclinada.

"¿Puedes llamar a Riishu-sama, la Consorte Virtuosa?"

Maomao dijo con voz digna.

***

La consorte convocada Riishu, que sonrió feliz a Jishin con una mirada alegre y juvenil, miró a Maomao con una expresión de "Oh, eres tú". Tal vez no podía calmarse, se frotaba la mano izquierda con la derecha.

Una mujer infantil.

Habían planeado ir al consultorio médico, pero debido a la multitud que había debido al estúpido pez gordo, no tuvieron más remedio que usar una oficina no utilizada.

Al compararlos así, había una diferencia en la estructura del edificio con el Palacio Interior y la oficina médica. La Consorte Riishu hizo una mueca ligeramente enfurruñada en la amplia habitación sin refinar.

El que vino después de ellos en sucesión, fue la única persona que le pidieron a Gaoshun que fuese a buscar.

Maomao bebió el antídoto tibio. Ella estaría bien incluso si no lo bebiera. Ella lo bebió, por así decirlo, por precaución, por lo que la medicina no no fue preparada por el otro oficial médico en vano.

A diferencia del boticario, las habilidades de este oficial médico parecía superiores.

Si él hubiera sabido que el veneno era veneno de fugu, debería haber entendido que un antídoto no tenía sentido.

Dejando el líquido enfriarse, ella se inclinó una vez ante la Consorte Riishu.

"Disculpe."

"¿¡!?"

Cogió la mano izquierda del consorte y se quitó las mangas largas, dejando al descubierto un brazo blanco y elegante.

"Como sospechaba".

La piel que se suponía debía ser suave al tacto, estalló en erupciones rojas.

"Hay cosas que usted no puede comer, ¿cierto? Entre los mariscos".

Consort Riishu bajó los ojos.

"¿Qué significa eso?"

Jishin, con los brazos cruzados, le preguntó.

Sin embargo, esa sonrisa habitual no estaba allí.

"Dependiendo de la persona, hay quienes respectivamente tienen cosas que no pueden comer. Aparte de los mariscos, también hay cosas como huevo, trigo y productos lácteos. En la misma línea, no puedo comer alforfón"

(N/T. También conocido como Trigo Serraceno, es un grano grueso de color marrón oscuro. Personalmente me parece raro que en el texto pusiera esto, pero era lo que ponía en la versión en ingles).

Jishin y Gaoshun mostraron caras claramente sorprendidas. Era como si estuvieran diciendo, 'aunque puedes comer veneno sin problemas'.

(Déjame en paz.)

Hubo una vez en que hizo un esfuerzo para poder comer, pero sus bronquios se contrajeron, causando disnea. Ella comenzó a tener erupciones por comer y por absorberlo en el estómago. Fue difícil regular la cantidad y la recuperación también fue lenta. Es por eso que ella renunció a acostumbrarse a ella.

Pensó en desafiarlo nuevamente tarde o temprano, pero no podía intentarlo en el Palacio Interior que solo tenía al boticario como personal médico.

"¿Cómo supiste sobre eso?"

La consorte tímidamente preguntó.

"Antes de eso, ¿está bien tu estómago? Aunque parece que no tienes náuseas y calambres".

Al escuchar las palabras: "Si quiere, le daré un laxante", la consorte negó con la cabeza vigorosamente.

Decirle aquello frente a la persona celestial que admiraba era bastante cruel. Eso fue un poco de venganza por su actitud previa.

"Bueno, entonces, por favor, siéntate y escucha".

Gaoshun, un hombre diligente a pesar de las apariencias, sacó una silla. Y entonces, la Consorte Riishu se sentó.

"Reemplazo las comidas de Gyokuyou-sama. Como Gyokuyou-sama no tiene gustos ni aversiones, generalmente comparte los mismos platos que el emperador".

Y a pesar de esto, uno o dos ingredientes son diferentes.

"¿Es caballa y abulón? ¿Aquello que no puedes comer?"

La consorte asintió.

Maomao no se perdió la agitación de la doncella en la parte posterior.

"Esto es algo que solo saben las personas que tienen cosas que no pueden comer, pero es un problema antes de los gustos y disgustos. Esta vez, solo tienes urticaria, pero a veces puede causar disnea e incluso insuficiencia cardíaca. Por así decirlo, para hacerlo fácil de entender, es lo mismo que servir veneno ".

La conversación sobre el veneno provocó una respuesta nerviosa.

"Riishu-sama, puede haber sido algo de lo que no se podía hablar desde la atmósfera del lugar, pero ese acto fue extremadamente peligroso".

Maomao estableció eso entre la consorte y la doncella con una mirada ausente.

"Por favor, nunca lo olvides".

Ella lo aconsejó a nadie en particular.

Pasó un tiempo,

"Por favor, transmítalo a los que están a cargo de preparar sus comidas también".

Ella dijo eso, pero no pareció entrar en las cabezas de la consorte y la criada.

Maomao a la criada que le acompañaba, explicó los peligros en detalle, y pasó por alto los métodos para lidiar con el caso de que sucediera lo que ella escribió.

La doncella estaba pálida, la cabeza temblaba poco a poco.

(Esto es lo que es una amenaza, eh)

La criada era la catadora de venenos de Riishuu.
Esa mujer que sonrió.

Después de que la Consorte Riishuu se retiró de la habitación, notó la atmósfera pegajosa detrás de ella y la mano que le tocó el hombro.

Ella lo miró con frialdad, como si mirar una lombriz de tierra seca fuera más preferible.

"Debido a que soy alguien de nacimiento humilde, ¿puedes dejar de tocarme con tus manos por favor?"

‘Detén tu manoseo’, le dijo a este bribón de una manera indirecta.

"Solo tú dirías esas cosas".

"Bueno, supongo que todos simplemente tienen cuidado de no decirlo en voz alta".

Ella rápidamente se alejó.

Con un suspiro desgarrador, ella buscó al refrescante Gaoshun, pero el asistente que era leal a su maestro la atrajo con sus ojos como diciendo "Por favor, aguanta por mí".

"Bien, iré a informar esto a Gyokuyou-sama".

"¿Por qué hiciste venir especialmente a la catadora a la misma habitación que a su maestra?"

Súbitamente llegando al centro de la cuestión, es por eso que fue difícil hacerlo.

"¿De qué estás hablando? No entiendo a qué te refieres".

Ella respondió inexpresivamente.

"Entonces, ¿fue un error en la configuración de la mesa?"

"Yo tampoco lo sé".

Ella se hizo la ignorante hasta el final.

"Responde esta pregunta al menos. ¿El objetivo era la Consorte Virtuosa?".

"A menos que también haya veneno en otros platos, es muy posible".

Se convirtió en algo como esto.

Al ver a Jishin sumida en sus pensamientos, Maomao se retiró de la habitación y suspiró profundamente mientras se apoyaba contra la pared.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Y hasta aquí llegó el capítulo. El siguiente será el capítulo final de este arco, que ha abarcado unos 2 meses. Espero lo hayan disfrutado tanto como yo. Comenten y compartan, y visiten Facebook y tal. Hasta mañana.

4 comentarios: